Sekiro reabre el debate de la dificultad de los juegos

Un nuevo debate surge en la industria de los videojuegos, esto sucede cada vez que FromSoftware demuestra un nuevo juego y su nivel de dificultad, este es el pilar que hace que los fans comiencen a calificarlo de dificultad extrema o no.

En este caso, la dificultad de un juego se vuelve un límite para algunos, es por ello que en algunos casos se condicionan las características de los jugadores más allá de su creatividad.

Ahora bien, nos vamos a la hipótesis que considera que Sekiro es un juego muy difícil,  la pregunta es ¿Por qué Sekiro es tan difícil?

Dark Souls, Bloodborne… y ahora Sekiro

Una de las respuestas es dada por Paula Garcia, una comunicadora especializada en el área, quien señala que el juego de la saga de Souls no ofrece ningún medio, alternativa u opción que lo haga librarse de la dificultad que posee.

Otra parte que denota la dificultad es que no posee un multijugador, en el caso de quedar preso sin salida en Bloodborne, pues necesitaras de la ayuda de otro jugador para salir del combate.

En este juego, el viaje de combate suele ser más exigente y se considera que es uno de los más complicados. Especialistas en el tema como Ángel Luis Sucasas, afirma que videojuegos como Dark Souls y Bloodborne, tienen una dificultad similar, mientras que Sekiro posee un nivel de dificultad mayor.

En este caso, a diferencia de otros juegos, Sekiro busca que el jugador quede siempre expuesto al borde de la muerte, esto implica perder la vida, gracias al alto grado de estrés e intensidad en el que se dé el juego.

Con estas deducciones, Sekiro se cataloga como un juego que no es adaptado para todas las masas, es una propuesta muy concreta que va dirigida a un público en general.

En este debate sobre la dificultad de los videosjuegos también aparece Juan Carlos Caballero, director de Guada Gaming, quien expresó que los verdaderos aficionados y fans a estos videojuegos siempre buscan sentirse retados, esta es la idea del nivel de dificultad de estos juegos.

El eterno debate en torno a la dificultad

La dificultad o no de un videojuego siempre ha sido un gran debate en quienes años tras años renuevan su interés por estos. Marta Triviño lo explica de la mejor forma, esta redactora y especialista en juegos de la revista Anait, señala que hoy en día desde un dispositivo móvil se puede ingresar de la manera más fácil al mundo de los videojuegos. Es decir, no hay límites ni barreras económicas para que alguien se interese en estas áreas, pero este tipo de jugadores solo se conforman con stalkear las teclas y avanzar en los niveles, es decir, no se sienten interesados en competir.

A diferencia de estos, están los jugadores eternos quienes siempre buscan demostrar cual es el más hábil e inteligente en determinado videojuego. Por ello, disfrutan de los niveles de dificultad.

Este tipo de debate se ha mantenido por décadas, así lo explica Paula García, quien mencionó que en esta cultura de los videojuegos están los que siempre expresan “el juego no es tan difícil” y los que añaden “es que tú eres malo”.

Juegos anteriores no se pronunciaban tan difíciles debido a que las limitaciones técnicas eran  una barrera, de allí que esta industria se fue especializando hasta alcanzar lo que hoy conocemos como Sekiro.

Aunque los tiempos han cambiado, esto no ha permitido que los jugadores se destaquen a evolucionar, es por ello que se dan los constantes debates sobre lo difícil que puede ser alcanzar un nuevo nivel en un determinado juego