Rusia se deshace de su robot fedor para misiones espaciales

Fedor: ese es el nombre del primer robot con forma humanoide que fue desarrollado por Rusia. Su misión: brindar todo el apoyo posible para las misiones espaciales del país. El robot, dada su presentación y autonomía, era apodado también como el Terminator de Rusia.

El gobierno de Vladimir Putin y su agencia espacial decidió descartarlo para sus misiones. El nombre de Fedor es un acrónimo que significa Final Experimental Demonstration Objet Reserarch. En agosto del presente año, alcanzó una enorme fama tras brindar su apoyo a los cosmonautas.

Dentro de las virtudes de Fedor se encontraba su capacidad para ascender o descender por escaleras, disparar un arma y poder agarrarse a superficies. El problema es que este robot no puede desplazarse cuando las condiciones de la gravedad son muy bajas. Ya que es justo ahí donde las piernas le resultan poco útiles.

 

No superó la prueba de las caminatas espaciales

Fedor regreso al planeta, a inicios del mes de septiembre. Su misión y cobertura solo duró una semana, prestando su apoyo a la Estación Espacial Internacional (ISS). El robot no pudo cumplir con las expectativas que se tenían estimadas para él. No es un equipo optimizado para realizar caminatas espaciales.

Así que en ese sentido, no puede usarse como alternativa para las misiones de los cosmonautas en misiones complejas. Curiosamente, este robot, que tiene una estatura de 1.80 metros y 160 kilogramos de peso, sirve ahora como referencia para una nueva versión en la que ya trabajan los ingenieros de Rusia.

La meta que se tiene con la utilidad de este robot es que permita realizar actividades por fuera del ISS. Ahora, Fedor, cuya identificación es Skybot F850, sirve entonces como referencia de todo lo que aún hay por optimizar. De lograrse una versión más avanzada, se dará un enorme paso en la denominada conquista del espacio lejano.

Otros robots que han participado en misiones espaciales

Fedor se ha convertido en el primer robot humanoide en ser enviado por Rusia al espacio exterior. Anteriormente esta misión robótica había sido delegada al Robonaut 2 desarrollado por la NASA y que estuvo en el espacio en el año 2011. Dicho robot, regresó a la Tierra en el 2018 debido a problemas técnicos.

En el 2013, Japón ofreció a la ISS el apoyo del robot Kirobo: un pequeño modelo dotado de una inteligencia bastante sólida.