Trucos para ocultar tu whatsapp si lo usas en la oficina

La versión de Whatsapp web es la más utilizada en oficina. Es una opción realmente útil, porque te impide el tener que digitar con tus dedos pulgares, tal como suele ocurrir cuando te comunicas por tu smartphone. Con la versión de Whatsapp web, tienes la libertad de usar tu teclado.

Otra de las ventajas que tiene el Whatsapp web es que te permite enviar contenido multimedia con muchísima facilidad. Además, todo el contenido que tengas en tu propio ordenador, podrá ser adjuntado sin que tengas que seguir la ruta de enviar primero el contenido a tu teléfono y de ahí a tus contactos.

Sin embargo, el hacer uso de esta opción de oficina también propone ciertas debilidades. Por ejemplo… ¿Qué pensaría tu jefe al ver el contenido multimedia que compartes con tu grupo de amigos o con tu pareja? Recuerda que en una oficina, lo más visible de tu puesto de trabajo siempre será la pantalla.

Es apenas normal que desees entonces ocultar tu información. Se trata de una cuestión de privacidad. Así que si te eres de los que cierra con rapidez la ventana de Whatsapp web cuando se aproxima un colega o tu jefe, ten en cuenta los siguientes trucos para despreocuparte. 

Instalar una extensión

Para lograr que puedas ocultar lo que ocurre con tu Whatsapp web, el primer paso se encuentra en descargar una extensión de Google Chrome. ¿O sea que estos trucos son solo aplicables para Google Chrome? Así es, vas a necesitar abrir la versión de oficina de Whastapp en un navegador de Google Chorme.

La extensión en cuestión, se denomina Privacy Extension. Puedes buscarla a través del buscador de Google, utilizando la palabra clave “Privacy Extension”. Así, encontrarás el link que te permite descargarlo. Todo lo demás será habilitar este programa, dirigiéndote a la zona de favoritos.

El icono de Privacy Extension se caracteriza por ser un pequeño ojo sobre el cual existe una raya diagonal de color verde. De hecho, gracias a las virtudes de Google Chrome puedes deshabilitar de manera fácil la actividad de esta extensión dirigiéndote al menú.

Ahora sí, a estudiar los trucos para ocultar la información de lo que ocurre en tu Whatsapp web:

Ocultar fotos y videos

A través del menú que la Privacy Extension, das clic sobre la opción de ocultar imágenes. Recuerda que el icono de la extensión suele aparecer en la esquina derecha del navegador. Si ubicas el cursor sobre dicho icono, las imágenes podrán ser visibles.

Lo que ocurre no es que se oculten las fotografías ni que dejen de descargarse. Simplemente, las imágenes se presentan censuradas… es decir, se verán como imágenes borrosas. Solo se podrán observar en caso de que des clic sobre la imagen, o bien, si presionas el icono de play del video.

Ocultar foto y datos de los contactos

La otra gran opción, cuestión que es fundamental para tu privacidad, se encuentra en evitar que no aparezca la foto de perfil de la persona con la que estés hablando, como también al listado de contactos ubicado en la columna izquierda. Incluso, esta opción también permite que tus compañeros de oficina no observen a que grupos estás vinculado.

Para ello, debes presionar sobre el menú de opciones de Privacy Extension y presionar sobre “Foto de Perfil”. De esa manera se oculta la información, a menos que deslices el cursor sobre la superficie de la imagen, o bien, el nombre de tu contacto.

Conversaciones borrosas

Hay finalmente, otro aspecto de esta extensión que te fascinará. Y es que puedes ocultar todas las conversaciones de Whatsapp web en tu oficina. Si presionas sobre la opción de “ocultar la previsualización”, evitarás que los mensajes en la columna sean visibles, o bien, elegir la opción de ocultar todo el contenido que recibes.

Si decides saber que ofrece cada mensaje, solo debes deslizar el cursor por encima. La opción de “ocultar el contenido de los mensajes mientras los escribes”, permitirá que cada vez estés redactando una respuesta, las líneas queden censuradas.

Lo que ocurre es que el contenido se redacta en unas líneas grises, muy cercanas al tono blanco. Así, a tu jefe o compañeros de oficina, les será difícil leer lo que escribes.