Rokr E1, el primer teléfono con iTunes y precursor de iPhone

Rokr E1, el primer teléfono con iTunes y precursor de iPhone

La empresa Apple es toda una multinacional que hoy en día es un fuerte rival. Sí, un fuerte rival en materia de tecnología y hardware, además de desarrollo de software. Es una empresa que compite fuertemente frente a otras del sector, tal como lo es el gran gigante de Google.

Apple, famosísima por su logo de la manzana mordida, domina un mercado bastante amplio, tanto en materia de ordenadores tipo MAC, como también en los dispositivos móviles, tal como lo es el Iphone, que es su producto estrella.

Sin embargo, hace unos quince años, el impacto de Apple dependía en gran medida del iPod. Por entonces era el reproductor de música más utilizado en el planeta. Y para Apple, este producto significaba al menos el 50% de sus ingresos anuales. Steve Jobs, dominaba entonces ese mercado.

El presentimiento de un nuevo mercado

El visionario Steve Jobs, entendió que muy pronto que el iPod no tardaría en tener una competencia donde se sofisticara el pequeño equipo con una pantalla. La pantalla serviría para reproducir videos, de la mano a la misma música descargada de iTunes.

Por eso, presentía que el destino del iPod sería la semilla de una nueva generación de teléfonos móviles. En vista de esto, el propietario de la compañía iPhone decidió asociarse con la empresa Motorola. Fue así como se involucró en el proyecto Rokr E1.

El Rokr E1 representaba un teléfono que esperaba convertirse en un hito de la historia en la industria de la tecnología. Sin embargo, era un teléfono que decepcionó desde un principio. Para el año 2005, el teléfono fue dado a conocer. Contaba con una pantalla de 176 x 200 dotada con 262.000 colores.

Un diseño pobre y poco esperanzador

Además de esto el Rokr E1, contaba con una microSD de 512Mb que podía ser ampliada a 1GB. Otro dato importante es que también operaba con el sistema Bluetooth. Sin embargo, lo que más se le criticó fue el hecho de que tuviera una cámara fotográfica de rendimiento bastante pobre: realmente pobre.

A esto se le sumaba que el Rokr E1 desarrollado por Apple y Motorola poseía un límite de máximo 100 canciones. Y esto no se debía precisamente al espacio de almacenamiento, sino propiamente de la optimización del firmware. ¿La razón? De ese modo se alimentaba más la industria del iTunes. Por eso resultó una promesa bastante pobre y con un diseño de plástico poco inspirador.

El producto final del Rokr E1 fue denominado como el iTunes Phone. La derrota que tuvo que afrontar este producto se desato por el problema generado con la carga de canciones, que naturalmente debía comprar el usuario a través de la plataforma de iTunes.

Lo curioso es que después de descargarlas, el usuario tenía que introducirlas el equipo, lo cual de por sí era ya una molestia.

El fallo en público y el ridículo que afrontó Steve Jobs

En ese momento, tanto Motorola como Apple habían trabajado de manera conjunta para lograr que la reproducción de música se pausara en el momento que el usuario recibiera una llamada. Una vez colgada la llamada, el teléfono debía continuar reproduciendo la pista, en el mismo punto en que había sido suspendida.

En el escenario de presentación del Rokr E1, Steve Jobs recibe una llamada que naturalmente estaba premeditada. El asunto es que la presentación falló, dejando en evidencia que el equipo no estaba de todo optimizado, a pesar de los grandes esfuerzos de Motorola y Apple, para ofrecer un equipo a la altura de lo prometido.

Este fracaso comercial es visto por muchos como una enseñanza que potenció la aparición de la nueva generación de dispositivos de Apple. El denominado iTunes Phone representó un fracaso, que obligó a Apple romper con Motorola. Solo entonces se enfocó en el desarrollo de iPhone y el resto de la historia ya todos la conocemos.