Los paises demandan mayor control de FB y whatsapp

Whatsapp y Facebook (FB) son plataformas donde las personas pueden compartir sus opiniones. Se convirtieron un vecindario digital donde es posible interactuar como si se tratara de una autentica calle en la vida real. Sin embargo, a veces dicho territorio se sale del control.

Y es justo ahí donde se pueden generar polémicas. El monitoreo de lo que acontece en estas rede sociales se ha visto cada vez reflexionado a través de jueces y magistrados, creando así leyes jurídicas. Precisamente el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha indicado que ahora los jueces tienen poder adicional.

Este poder no es otro que solicitar que en plataformas como FB se anulen comentarios que sea idénticos a los otros usuarios; comentarios que naturalmente vienen a ser considerados como ilícitos. Es decir, aquellos mensajes que hayan sido derivados de otros que ya hayan recibido sanciones.

Resulta más fácil censurar contenido de violencia o sexo

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea, contaba hasta entonces con el crear sentencias a publicaciones y mensajes específicos que agredieran al entorno digital. Esta petición de los jueces podía realizarse de manera directa. Sin embargo, no existían restricciones frente aquellos que se hicieran cargo de replicar el contenido.

De esta manera, plataformas como FB, Whatsapp, Twitter u otras redes sociales, se encontrarán bajo control por las normas jurídicas de cada país europeo. Sobre esta decisión, hay que destacar que las mismas plataformas como FB no son responsable de lo que ocurra con el contenido, mientras no tengan idea del tipo de publicaciones realizadas, o incluso, si no actúan a tiempo.

Lo anterior resulta bastante lógico, teniendo en cuenta que estas plataformas manejan un alto volumen de contenido diariamente. Cuestiones políticas, religiosas u otros contenidos de impacto social, no pueden ser medidos bajo la misma regla que supone censurar contenido de violencia o sexo explícito.

El inicio de estas normativas inició en Austria

El control de las publicaciones recae entonces en los entes que operen en la denuncia de dicho contenido, o bien, en el modo en que las instituciones alerten a los jueces para solicitar el retiro del contenido que se considera ofensivo dentro de un sector digital.

Este tema sobre el modo en que las redes sociales como FB, Twitter oWhatsapp impactan sobre la sociedad y deben ser censurados por los jueces se remonta a una demanda establecida en Austria contra la sede de FB en Irlanda. El caso reportaba un gran número de declaraciones que afectaban el honor de la Sra. Glawischnig-Piesczek.

Eran comentarios de carácter difamatorio, siendo un caso que tuvo una gran repercusión en el país. El mismo tribunal de Austria se hizo cargo de liderar la petición de eliminación de los datos relacionados con este caso, pero, ante ciertas dudas presentadas, el caso fue remitido al Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Un tema que avanza en materia de jurídica digital

A este caso se le realizó lo que se denomina como una interpretación en materia de comercio electrónico. Para estos casos, el mismo Tribunal de Justicia de la Unión Europea cuenta con su propia directiva. De manera que tras ser analizado a profundidad se tomó en consideración que los jueces tuvieran potestad para exigir la eliminación de contenido ofensivo contra instituciones o personas.

La directiva a cargo de estos casos, argumenta que para que una retirada de contenido se haga efectiva se debe tener en cuenta hasta qué punto los mensajes tienen cierto parecido con otros que han sido clasificados como censurables. De manera que para tener un control total FB, tiene que hacer uso de tecnologías y optimizaciones para identificar este tipo de contenido difamatorio.