Instagram revela su nueva funcionalidad y estalla el escándalo

En diciembre de 2018, Instagram realizó una prueba de diseño para su aplicación que inicialmente se planeaba hacer únicamente entre un pequeño grupo de cuentas, sin embargo, la prueba se extendió a un grupo mayor de personas y el escándalo estalló.

Algunos usuarios entraron a su cuenta de Instagram y vieron un anuncio gris con letras blancas que informaba que presentaban una nueva forma de desplazarse por las publicaciones de la app, que debían tocar las publicaciones tal cual se hace con las insta stories.

De esta forma, Instagram anunciaba que se probaría un cambio de diseño e interfaz ya que estaban considerando distintos formatos de perfiles, incluyendo cuentas de personas como cuentas comerciales y de entretenimiento. Así como cambios en los botones y modificaciones en los iconos.

La idea era que el diseño fuera más limpio y de más fácil usabilidad, cambiando el modo de pasar las publicaciones –de arriba abajo (scroll vertical) – y que se visualizaran de izquierda a derecha (scroll lateral); fue un cambio que resultó en un problema.

La prueba se desplegó por error y muchos de los usuarios quedaron molestos por el inconveniente, ya que, según sus opiniones, esta forma le restaba la usabilidad que destacaba a Instagram.

El escándalo continuó por un tiempo ya que muchos usuarios empezaron a mostrar su descontento en otras redes sociales como Twitter, compartiendo screenshots que mostraban cómo era el rediseño, y aquellos quienes no corrieron con la –mala– suerte de ser objeto de prueba, también demostraron su descontento.

El escándalo ocasionado por este rediseño fue a tal grado que muchos estaban considerando eliminar la aplicación si el diseño resultaba ser definitivo, así que poco tiempo después –y por miles de quejas en forma de Tweets– recibieron respuesta de parte de Instagram.

Adam Mosseri, de Instagram, tuvo que apaciguar un poco el escándalo por medio de Twitter, escribiendo que se suponía que la prueba sería muy pequeña, siendo dirigida a un grupo de cuentas, pero que había resultado más amplia de lo que pensaban.

De igual forma, comentó que dicha prueba solo estaría por poco tiempo y que el diseño de scroll horizontal volvería a Instagram, a lo que varios usuarios respondieron con más tranquilidad.

En fin, si lo que Instagram quería era recibir comentarios sobre su prueba para ver si era aceptada por sus usuarios, lo que recibió fue prueba suficiente para olvidar esa idea.

Los usuarios en general comentaban que la aplicación tardaba más tiempo en cargar la imagen o vídeo, siendo que con scroll vertical tenía más usabilidad, que era más cómodo de esa forma, y otros señalaron que se mostraban anuncios publicitarios cada cinco toques.

Después de ese escándalo, Instagram regresó a su diseño anterior, donde solo tienes que desplazarte por todas las noticias sin tener que abrir alguna para ver sus detalles o reaccionar.

Hasta ahora, Instagram ha seguido las opiniones de sus usuarios, viendo el cambio anterior con respecto a no mostrar las noticias más recientes, sino por un algoritmo dependiendo del contenido que más frecuentaba el usuario.