Google accede a pagar 1000M€ en Francia como multa

Google ha dado a conocer, en un comunicado oficial, que ha tenido que pagar 500 millones de euros debido a una multa fiscal. A este valor se le suman alrededor de 545 millones por cuestiones de intereses y otras tarifas adicionales. Esta sanción se presenta como el final de un antiguo litigio que venía presentando el gigante corporativo del Internet con el país de Francia.

Se trata de un problema databa del año 2015. Por entonces, el fisco se hizo cargo de inspeccionar las cuentas de la empresa y logró identificar que durante cuatro años no había realizado el pago de sus impuestos en materia de sociedades. El reclamo de Francia se sustentaba en que la empresa de Google ocultó su realidad financiera mientras realizaba sus pagos de impuestos en Irlanda.

Hay que dejar en claro que el mismo Tribunal de Apelación de París, indicó que este problema fue solucionado de común acuerdo con Google. Representa una de las multas más costosas que ha tenido que pagar Google. Es decir, que la decisión final no fue sentenciada por el juez que llevaba el caso: simplemente se llegó a un acuerdo.

 

Una de las multas que servirá de referente en futuros casos

Precisamente por lo mismo Google salió a reconocer que prefería aceptar un acuerdo y pagar el valor que se exigiera, en vez de tener que afrontar un pesado proceso. Un proceso que en cierta medida habría afectado a su reputación comercial, tal como lo viene afrontando Apple con el dilema de pagos de impuestos ante la Comisión Europea.

El famoso diario francés Le Figaro, agrego además que el Ministro de Hacienda de Francia, el señor Géral Darmanin, constató que el pago representa una cifra “record” y que dicho valor es bastante igual a lo que se le exigía a Google. El ministro agregó que no se trata de un dinero que “llueva del cielo” al país, sino que es una cifra que la empresa de Google realmente debía.

Se trata entonces de una de las multas más sonadas en la historia de pagos de impuestos del país. De hecho, el ministro Géral Darmanin indica que este es el mismo calibre de exigencia que debe aplicársele a otras empresas que se mantienen al margen del pago de sus impuestos.

 

Las nuevas leyes vigentes contra el fraude aportaron en este acuerdo

Ya sean grandes o pequeñas empresas, que se muevan en el sector tecnológico o no, el pago de esta multa representa un nuevo referente de cómo debe actuar el gobierno francés ante este tipo de problemas. El mismo ministro afirma que se ha marcado un punto histórico en materia de jurisprudencia.

De acuerdo a Nicole Belloubet, la Ministra de Justicia de Francia, buena parte de este éxito fiscal se debe a las nuevas normas que ha adoptado el país de cara a los problemas derivados por el fraude.