Comparativa de carga inalámbrica de las principales marcas

En el mercado de teléfonos móviles, uno de los aspectos más importantes se encuentra en la autonomía de la batería. Un smartphone que no tenga un rendimiento decente de su batería puede pasar a la historia y ser un fracaso comercial. Por eso mismo, las empresas fabricantes de tecnologías invierten millones de dólares en innovación y optimización de las baterías.

Pero, hoy en día, el tema del rendimiento de una batería durante horas, viene acompañado también con el tema del periodo de carga. Lo que se busca es que las baterías puedan ser cargadas en un tiempo considerablemente bajo, para que así el uso del equipo pueda ser constante, evitando que permanezcas atado a un enchufe eléctrico.

Sí, porque aun en el caso de que estés realizando una carga inalámbrica, el proceso de carga te exige hacer uso de un dispositivo. El concepto de carga inalámbrica simplifica solo el que tu teléfono esté conectado directamente a un cable. Pero mientras se realiza la carga, tu teléfono necesariamente tiene que estar sobre el dispositivo de carga, que a su vez suele estar conectado a un enchufe eléctrico.

Los distintos modos de cargar tu teléfono

El éxito y posicionamiento de la carga inalámbrica se encuentra en la flexibilidad que le da al usuario de acceder a su teléfono sin tener que tomarse el problema de desconectarlo. En este artículos vas a conocer una comparativa sencilla de cómo se efectúa la carga inalámbrica de las marcas más reconocidas del mercado.

Para entender adecuadamente el modo en que se efectúa la carga inalámbrica, es necesario entender primero lo que representan los estándares con los que opera este tipo de carga. He aquí un acercamiento a los más reconocidos:

Carga Qi: es considerada el tipo de carga inalámbrica más reconocida. En este caso la frecuencia de carga es bastante elevada. Esto exige por lo mismo que el smartphone sea ubicado en un lugar exacto para que la carga sea eficiente.

PMA: también conocida como Airfuel, esta es el segundo estándar más respetado y valorado. En este caso, no es necesario ubicar el móvil en una posición determinada. Lo que ocurre aquí es que el cargador cuenta con campos electromagnéticos mucho más amplios e intensos.

De modo que puedes ubicar varios equipos cercanos al dispositivo de carga. Sin embargo, es menos eficiente que la Carga Qi.

Fast Wireless Charging: este sistema fue desarrollado por el gigante tecnológico Samsung. Representa un estándar que es compatible con diversos teléfonos de alta gama. Los dispositivos que se carguen con Carga QI pueden hacer uso de este tipo de sistema.

Wattup y Cota: este si es un tipo de carga distinta. Aquí sí se habla de un tipo de carga que desafía al hecho de estar conectado a un equipo. ¿Por qué? Porque aquí es posible realizar una carga a una distancia de 5 (Wattup) o 10 (Cota) metros. El problema es que la potencia de carga es muy baja. Solo ofrece una potencia de 1 vatio por segundo.

Las empresas y sus sistemas de carga inalámbrica

Xiaomi

La empresa Xiaomi cuenta con un sistema denominado como Mi Charge Turbo. Se trata de un sistema que ofrece 30W de potencia máxima. Se trata de un sistema que permite una carga de batería de hasta el 50% de 4000 mAh en un periodo de 25 minutos. La carga máxima se completaría en 69 minutos.

Xiaomi está trabajando en otro modelo de carga inalámbrica que permitiría cargar hasta el 100% de 4000 mAh en solo 17 minutos.

Adaptative Fast Charge de Samsung

Este sistema tiene una potencia que alcanza los 18W de potencia máxima. Más allá de su nivel de potencia, el soporte de carga es lo que más llamativo tiene. Se denomina como PowerShare. Y este cargador si puede almacenar un nivel de batería que puedes usar después sin acudir a un cable. Funciona como una batería portátil.

Carga inalámbrica de Huawei

Huawei trabaja con el denominado SuperCharge. Su potencia máxima de carga alcanza los 55W. Este rendimiento está disponible para los dispositivos como Huawei Mate X. Sin embargo, en el caso de los Huawei P30 Pro también cuentan con sistema de carga inalámbrica, aunque a un nivel de 15W.

Wireless VOOC de OPPO

Los teléfonos de esta compañía cuentan con un sistema inalámbrico de carga que ofrece un rendimiento de 20W de potencia máxima. De acuerdo al fabricante, el verdadero nivel alcanza los 30W. En un futuro, piensan que el nivel de carga alcance un rendimiento de 65W, cargando los dispositivos en solo 30 minutos.

Apple

En el caso de las terminales desarrolladas por empresas como Apple, la potencia suele estar en 7,5W. ¿Por qué su nivel de carga es tan bajo? Porque aquí entra en juego la optimización tecnológica que posee el mismo iPhone, tal como lo es su cámara fotográfica y los sensores integrados.

Google

Google, mientras tanto se encuentra en un nivel de carga bastante cercano. Se habla de 10W de potencia máxima. Es algo similar al que ofrecen los dispositivos para teléfonos marca Nokia.