Cardboard project pasa a ser open source

Las Google Cardboard representaron en su momento a unas gafas de realidad virtual de bajo costo. Generaron un gran boom al salir al mercado, debido a lo práctico que era su diseño, como también por su funcionalidad. Hoy, dichas gafas de realidad virtual han pasado a la historia.

Google ha decidido dejarlas a un lado para centrarse en otros proyectos. El asunto aquí es que Google deja el código abierto que determina el rendimiento de las Google Cardboard, para aquellos que deseen darle uso e innovar en el sector de la realidad virtual.

El proyecto de las Google Cardboard no es el único que llega a su fin por parte de Google. También el programa de Daydream View VR fue abandonado. De manera que la noticia de que Google se hace a un lado con algunos de sus proyectos en realidad virtual, se presenta como una gran puerta que se abre para otros desarrolladores.

Las Google Cardboard: un producto muy económico

La oportunidad de trabajar con un Open Source tan sólido como el que propone Google abrirá muchas puertas en materia de innovación para los apasionados con la programación y la realidad virtual. Será ahora su comunidad de usuarios la que se haga responsable de aprovechar las virtudes del Open Source.

Hay que resaltar por otra parte que sobre las Cardboard, Google ya había compartido las especificaciones mismas de este producto de modo que cualquier persona pudiera replicar las gafas. Esto significó para muchos la oportunidad de tener unas gafas de realidad virtual aún más económicas de los escasos dólares que representaba comprar unas Cardboard.

De hecho, en plataformas como Amazon, la oferta de las Google Cardboard era tan económica que resultaba más costo pagar la tarifa de envío. O bueno, eso fue lo que ocurrió con la mayoría de usuarios de Latinoamérica y algunas partes de Europa, África y Asía.

La empresa no se apartará del desarrollo e innovación del Open Source

La esencia del hardware de las Carboard fue dada a conocer en uno de los eventos de Google del año 2014. Google se mantiene optimista frente al uso que se le dará al Open Source. Afirma que gracias a la publicación del código serán muchas las aplicaciones que los desarrolladores podrán concretar.

Sin embargo, la empresa ha afirmado que no se separa del campo de la realidad virtual. De hecho, ha garantizado que seguirá realizando optimizaciones adicionales para integrarlas en el Open Source. Desde ya se ha hablado de la integración de un paquete SDK que entraría a funcionar con Unity.

No hay que olvidar que esta no es la primera vez que Google decide separarse de un proyecto en el que ha invertido años. También se habla del Open Source que decidió crear esta empresa con la aplicación de Google Wave, que después se convertiría en Apache Wave.

La importancia del código abierto

Google es un gigante corporativo que trabaja fuertemente de cara al código abierto. Es decir, el tipo de algoritmos con el que operan sus programas y sistemas operativos, suelen caracterizarse por ser adaptables a otros programas, favoreciendo la compatibilidad.

La gran crítica que recibe Apple, por ejemplo, es que su código suele ser muy delimitado. Esto conlleva a que cuando quieras instalar una aplicación que opera para Android, o bien, ciertos programas que no están en Apple Store, te veas obligado a realizar un jailbreak, que es un hackeo.

En el momento, la plataforma que más trabaja con el concepto de Open Source es Linux. Se trata de un sistema operativo que permite trabajar con varios software y realizar modificaciones a la esencia de sus aplicaciones. Sin embargo, es un tipo de sistema operativo que solo llegan a dominar a la perfección los desarrolladores expertos.

Con la oferta del Open Source de Google Cardboard, el gigante corporativo permite a los expertos en informática y los curiosos en el campo de la realidad virtual, la oportunidad de ensayar con un código que realmente está muy pero muy optimizado.

La generosidad de Google

Más allá de la gran utilidad que le darán los expertos en informática con el Open Source, hay que fijarse en que esta oferta de Google demuestra una vez más la generosidad que tiene la empresa para potenciar las tecnologías del momento. Se puede decir que se trata de una empresa que no es egoísta con su innovación.

Las Cardboard son precisamente una de esas pruebas. Al igual que su decisión de publicar los pasos a seguir para tener unas auténticas gafas de realidad virtual a bajo costo. No faltarán los que opinen que al publicar el Open Source de este proyecto, la empresa busque beneficiarse con el talento y la innovación que ofrezcan otros usuarios con sus aplicaciones. Realmente se puede opinar todo lo contrario, ya que Google, al confesar que piensa seguir trabajando en el proyecto, demuestra que su enfoque es abrir nuevos caminos en la optimización del código. En ese sentido hay que ver con buenos ojos la oferta que tiene Google con este Open Source.