Bose retira del mercado y reembolsa a los compradores de sleepbuds

Los Bose Sleepbuds fueron diseñados como un tipo de auricular cuya misión no era otra que facilitar el sueño de las personas. Se trata de una invención que nació a partir de una campaña en IndieGoGo. La idea tuvo un buen éxito en las redes, en una era donde el dormir bien es un pilar fundamental para tener un buen estilo de vida.

Tras obtener los fondos necesarios para el desarrollo del equipo, los primeros equipos fueron entregados a los clientes y personas que participación en la financiación del proyecto. El objetivo final de este producto, más allá de escuchar música, era facilitar la conciliación del sueño.

Los Bose Sleepbuds buscaban convertirse en un sistema capaz de propiciar un mejor estado de ánimo, permitiendo que la persona se fundiera con el sueño en tiempo record. Para ello, el sistema de este producto fue optimizado para lograr la cancelación del sonido. De esa manera el usuario podía obtener un nivel de sueño mucho más profundo.

Los auriculares se apagaban de manera inesperada

Esa fue la meta principal de los Bose Sleepbuds. Sin embargo, la vida comercial de este producto no tardó en apagarse. Ahora, la empresa Bose decidió retirar este producto del mercado. Y además de eso, realizó un reembolso del dinero a cada uno de los clientes que confiaron en la utilidad del producto.

Para ello, los clientes de los Sleepbuds fueron contactos por correo electrónico, solicitándoles que si deseaban retornar el producto a la empresa, les reembolsaría el dinero de la compra. Existe un comunicado oficial que se alarga en un párrafo de más de quince líneas, explicando el por qué Bose decidió retirar el producto del mercado.

En el comunicado se habla específicamente de que los Bose Sleepbuds tienden a apagarse de manera inesperada. Se trata de un fenómeno que fue alertado por los usuarios a través de sus comentarios en las distintas plataformas que tiene la empresa. Sus redes sociales se llenaron de comentarios negativos respecto al producto.

Los comentarios negativos inundaron las redes de Bose

Todos los comentarios fueron compilados en un documento que le permitió a Bose investigar más a fondo sobre la calidad del producto. La empresa intentó en un primer momento, solucionar el problema reemplazando los equipos. Los usuarios se tomaban entonces el tiempo de reenviar el producto a la empresa y ésta asumía la labor de enviar un nuevo producto.

El asunto es que el nuevo producto de reemplazo terminaba también presentando los mismos problemas. En ciertas ocasiones, algunos clientes, con la esperanza de seguir disfrutando de la prometida funcionalidad de los Bose Sleepbuds, solicitaron un segundo cambio. Pero la decepción volvió a presentarse.

La empresa justificó en un primer momento que el problema de los Bose Sleepbuds se encontraba en el rendimiento del software y el firmware con el que operaba. Se realizaron las actualizaciones necesarias al equipo, pero los fallos continuaron presentándose.

¿Entonces todo el problema se sintetiza en la batería?

Al final, se llegó a la conclusión que el problema fundamental se encontraba en el rendimiento mismo de la batería. Muy a pesar de haber elegido un tipo de batería con excelente vida útil, la adaptabilidad de esta misma al rendimiento del producto no resultó efectiva. La batería y el rendimiento del equipo establecen una disputa en los Bose Sleepbuds que desvirtúa su funcionalidad.

 Al parecer el fallo de la batería también estaba relacionado con los periodos de carga, los cuales no eran efectivos para el auricular. La empresa ha estado trabajando en la optimización del software y el firmware desde hace varios meses para dar fin a este problema.

La solución más inteligente para la empresa fue descontinuar los Bose Sleepbuds. Pese a ello, Bose mantiene la visión de que los sleepbuds cumplan perfectamente con el objetivo para el que fueron pensados y diseñados. ¿Podrá conseguirlo? ¿Podrá la empresa sobreponerse a esta derrota comercial?

Eso es lo que esperan las personas que mantuvieron su fe en la efectividad del producto e hicieron parte de la recaudación de fondos de IndieGoGo