Apple pay se consolida en Europa con nuevos paises

Apple Pay es un servicio que nació en el año del 2014. Pero solo hasta el año 2019 empezó a tener su fuerte posicionamiento a nivel internacional. Recientemente ha empezado a romper las fronteras de países en Europa en los que no estaba disponible. Algunos de ellos son: Grecia, Portugal y Rumania.

Cuando se dio a conocer Apple Pay, la idea causó una gran fascinación entre los usuarios de la famosa marca de la manzana mordida. El servicio fue ideado para realizar pagos a través de un iPhone. Por eso mismo, su funcionalidad fue optimizada para el iPhone 6 y iPhone 6 Plus.

Para el año 2015, su rendimiento fue proyectado también en los Apple Watch, los iPad Air 2 y el iPad Min 3. Hay que tener en cuenta, que en el caso de estos últimos dispositivos, u uso solo es posible a través de tiendas virtuales y apps. Es decir no tiene un uso comercial en tiendas físicas.

 

Europa, un continente que abre sus puertas a Apple Pay

Lo que ocurre con el servicio de Apple Pay, que ha generado expectativa en Europa, es que puedes realizar tus compras o transferir dinero con un solo toque. Sí, un solo toque, ya que las transacciones monetarias se realizan a través de la tecnología de Touch ID.

De acuerdo a la empresa Apple, el rendimiento de Apple Pay no llega a obtener datos de las compras de los usuarios. Para ello, existe una encriptación única de la app disponible y el número de la persona que hace uso del sistema. De esa manera tus compras no se acumulan en bases de datos.

Con esto, la Apple Pay garantiza que no habrá robos de datos bancarios ni información relativa a las tarjetas de crédito. Se estima como un sistema de seguridad muy bien fortalecido. Esto era algo que precisamente había generado una gran expectativa en Europa, tanto en personas como en bancos.

Un servicio que ya estaba vigente en Estonia y Croacia

El 26 de junio de 2019, Apple Pay entró de manera legal y optimizada en Eslovaquia, Portugal, Rumania y Grecia. Su ingreso generó una gran difusión en las redes, que fue avalado en los perfiles de entidades bancarias reconocidas. Apple Pay amplía de ese modo su lista de naciones con dicho servicio en Europa.

Anteriormente, el servicio de Apple Play ya se encontraba disponible en  naciones como Croacia, Estonia, Lituania, Malta y Bulgaria. Esta expansión en Europa, ha dejado en claro para muchos que Apple Pay se convierte en un potente engranaje en la economía mundial.

Se estima que la expansión continuará, hasta el punto que no resulte una novedad confiar en todo el respaldo que ofrece Apple. La empresa desarrolladora de este sistema de pagos, ha afirmado que su enfoque es permitir que los pagos y los servicios se potencien mediante esta plataforma.

Europa se convertirá en el ejemplo máximo de la eficacia y confiabilidad que inspira este sistema de pagos. En España por ejemplo, algunos hoteles y servicios turísticos, tiendas y bancos, aceptan ya las transacciones a través de Apple Pay.